Seleccionar página

BOMBALINO Y CUCHUFLETA, DOS PAYASOS DE PESETA

Cuchufleta  es la chica nueva que ha llegado al barrio.

Bombalino  y ella se presentan y se hacen amigos. Pero no siempre las relaciones niño-niña son fáciles y terminan peleándose.  Aunque pronto se reconcilian, y llegarán, a través del juego, a la compenetración y sintonía. Se hacen tan amigos que Bombalino invita a Cuchufleta a jugar esa misma tarde a la buhardilla de su casa. Allí descubrirán juntos un montón de tesoros, entre ellos los curruquiquis, las marionetas con las que el abuelito de Bombalino contaba historias. Decidirán contar a los niños el cuento de Caperucita Roja, pero a lo payaso. Les saldrá un cuento la mar de divertido. Cuando Cuchufleta se va, Bombalino soñará con Cuchufleta… se convierten en dos enormes cabezones.